martes, 25 de febrero de 2014

DIEGO GARCIA, UN ATLETA, UN ESPIRITU...........SUS ZAPATILLAS

Hace algunos años que la Media Maratón Azkoitia-Azpeitia, siguiendo y en la línea del espíritu que guía la prueba, consideró la posibilidad de poder compartir y colaborar junto con alguna causa ligada a la solidaridad.

Aquel inicio, no pudo quedar mejor representado y no pudo ser más simbólico, emblemático y emocionante que la acción que la que la propia familia de Diego García lideró, entregando un par de sus “sufridas” zapatillas para que fuesen a Africa, como símbolo de amistad, como símbolo de un espíritu. 


Esas zapatillas llegaron a Africa ………………………………………

y se pusieron a correr.

Nos las calzábamos todos, porque todos cabíamos y cabemos en ellas y ellas nos representan más que otra cosa a todos nosotros, a  la familia atlética, la cual va más allá de los propios atletas, abarca a nuestras familias que nos apoyan, abarca al público que desde los bordes de la carretera, cunetas o gradas nos empujan a seguir, en definitiva abarca a todo quien quiera pertenecer a la misma.………………………..

y se pusieron a correr.

Hoy después de lo que llevan corrido, gracias al impulso y aliento de tantos, podemos ver terminado un escuela en el norte de Uganda (Kitgum) y luz en todo el recinto escolar, del que se beneficiaron  135 niños 



..........................y de allí escuchando otra “llamada”, las zapatillas corrieron hacia el sur de Uganda a Bujagali y allí ya se terminó un edificio comunitario para dar cobertura a 200 niños (año 2012),.............




.......................acogidos por la asociación de Mujeres Ugandesas llamada NEFAHA y se acaba de entregar (octubre 2012), colaborando junto a las mismas mujeres,  una escuela de preescolar para 90 niños/as.




Zapatillas, zapatillas de entrenamiento, de competición, ¿que sentido tienen  si no corren? Ellas son así, su voluntad es siempre correr, ir más allá y ahora, quizás cuando se de el pistoletazo de salida a esta edición 2014 de la Azkoitia-Azpeitia, ellas  nos quieren conducir a un reto mayor de los afrontado hasta el momento, ellas quieren mejorar sus "marcas", es innato a su propia esencia,trabajo, esfuerzo, sacrificio, constancia en definitiva, ellas saben que si las guiamos y conducimos con esas premisas, nunca "perderemos", nunca perderán y se sentirán orgullosas de habernos acompañado. 

Ahora ellas nos nos quieren acompañar  por el mismo camino recorrido, "la misma pista, el mismo estadio" y así , en la misma zona ugandesa, como continuidad de los proyectos anteriores, construir un Centro Escolar Educación Primaria, (para los dar cabida 7 cursos/niveles),  este centro contará con espacio/aula dedicada a niños con algún tipo de diversidad funcional, con el objetivo en primera instancia de dar acceso a un recinto escolar  a estos niños/as.

Cuando crucemos la meta final 375 niños/as-jóvenes se beneficiarán del mismo y podrán acceder a un escalón más en su educación y formación.




Como en cualquier carrera, todas las zancadas cuentan, todas nos acercan a la meta y no hay ninguna que sea más importante que la otra, por pequeña que sea, porque simplemente con una que falte, no se cruza la última raya, en esta carrera como en las anteriores amigo Diego, tus zapatillas nos acompañaran, pero ellas tampoco serían lo que son y fueron sin tu espíritu, sin tu carácter, sin tu voluntad y por eso y porque sino no estaríamos a tu altura, te prometo, tanto a tí, como a tu familia, la organización de tu carrera, la media Maratón Azkoitia-Azpeitia y a toda la familia atlética que llegaremos a meta.

Un abrazo allí desde nos veas.

Si quieres apoyar con tu “zancada” aquí lo puedes hacer:  La Caixa c/c nº: 2100 2258 11 0200511400 - Kutxa c/c nº: 2095 5001 01 1064268716.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada